06 abril 2020

“Nada volverá a ser como antes”


Comenta MIT Technology Review que todos queremos volver a la normalidad, pero ninguno viviremos ya como antes. Y Koldo Saratxaga: «La economía se va a recuperar, pero nada volverá a ser como antes». Hay que «repensar» el modelo de globalización: debemos recuperar la producción perdida cediéndola a otros países, so riesgo de paralizarnos. USA compra a China el 90% de los componentes básicos de sus medicamentos.

¿Cuánto durará?
Aceptémoslo, nuestro estilo de vida anterior no va a volver nunca. Las normas sociales cambiarán drásticamente, afectando sobre todos a los más vulnerables

¿Qué cambiará?
Cambiará drásticamente nuestra forma de hacer casi todo: cómo trabajar, hacer deporte, salir, comprar, vigilar la salud, educar a los hijos y cuidar a los mayores

¿Qué buscamos ahora?
Poner parches, en vez de cambiar la rueda:
· "Aplanar la curva" de las infecciones
· Imponer alejamiento social para frenar la propagación del virus
· Salvar el colapso sanitario
· Que la pandemia avance más lenta
· Lograr que el contagio se extienda y llegue la inmunidad a todos
· Descubrir una vacuna (imposible hasta 2021, si es que llega)

¿Qué es "alejamiento social"?
"Reducir un 75% el contacto fuera del hogar”
Ver amigos, como máximo, una vez por semana

¿Cuánto tiempo se necesita para lograrlo?
Una sola persona en el mundo con el virus, rebrotaría toda la pandemia

¿Y si recayéramos de nuevo en infecciones y muertes?
Vuelta al confinamiento, cerrando universidades, colegios, y todo

¿Hasta cuándo así?
Al ritmo calculable de dos meses cerrado todo, y uno abierto
Hasta logra la vacuna, cosa imposible antes de 18 meses

¿¡Dieciocho meses!? ¿Y si construimos más UCIs?
No arreglaría nada. Harían falta más camas y respiradores, demás instalaciones y suministros, y no hay médicos y enfermeras para atender a tantos contagiados

¿Y si solo se imponen restricciones cinco meses?
Tampoco serviría: si se retiran las medidas, vuelve la pandemia
Encima, sería ya en invierno, el peor momento de sobrecarga sanitaria

¿Y la economía?
Crisis total a los negocios que dependan de reunir personas:
restaurantes, cafeterías, bares, discotecas, gimnasios, hoteles, teatros, cines, galerías de arte, centros comerciales, ferias y eventos, museos, música y arte, exposiciones, Clubs deportivos y equipos de fútbol, organización de conferencias, viajes y cruceros, aerolíneas, transporte público, universidades, colegios y escuelas, guarderías

¿Cómo vivir en esta pandemia permanente?
No es una alteración temporal: es pasar a otra forma de vida completamente diferente.
Hará insostenibles algunas familias: tensiones de padres educando a los hijos en casa, cuidar mayores y enfermos sin exponerlos al virus, daño irrecuperable en los ingresos y facturación…

¿Solución?
Readaptarlo todo
Gimnasios, desde casa con máquinas y entrenamiento online
Compras, con suministro domiciliario sin ir a los comercios
Desplazamientos, sin usar transportes colectivos, paseando, patinando, en bici...

¿Cambios?
Paralización de empresas y medios de vida
Eliminación de viajes y turismo
Cambiar el estilo de vida, porque el anterior YA NO ES SOSTENIBLE

¿Vida social?
Mantenerla de un modo aparente
Cines con separación de butacas
Reuniones en salas grandes con sillas separadas
Reserva previa de las sesiones, sin colas, ni salas de espera en peluquerías, fisioterpia, dentistas…

¿Y los más contagiables?
Identificar y discriminar la población de riesgo
Israel controla el terrorismo ubicando todos los móviles
Singapur vigila informáticamente todo contacto de infectados

¿Habrá controles?
Será como los controles de seguridad en los aeropuertos contra terroristas
En los vuelos, rastrearán los contactos de pasajeros con personas o zonas infectadas
Y en los centros oficiales o de transporte público
Escáneres de temperatura en todas partes
Monitores controlando la temperatura de los asistentes
Exigir justificante de inmunidad, o de estar vacunado contra la última cepa del virus

¿Quién lo costeará?
Obviamente, los más pobres y los más débiles
Se excluirán más quienes tengan peor atención médica y vivan en zonas más contagiables
Los trabajadores autónomos (conductores, fontaneros…) verán precarizados sus ingresos, pues deberán costear por su cuenta los costes de los controles
Todos tendremos que adaptarnos a una nueva forma de vivir, trabajar y relacionarnos


04 abril 2020

El Gobierno amordaza a la prensa

El diario EL MUNDO anuncia hoy que no asistirá más a las farsas de ruedas de prensa del Gobierno: por rigor profesional, por ética periodística y por el compromiso con sus lectores.


EL MUNDO no participará en esa farsa, por sus principios:
·    por el derecho a la información, derecho fundamental de los ciudadanos
·    porque somos una democracia, no una república bananera chavista
·    porque es obligación del presidente de Gobierno, rendir cuentas a la opinión pública
·    porque vulnera el derecho a la información, artículo 20 de la Constitución Española.

ABC también deja de participar en las ruedas de prensa con censura previa del Gobierno. También lo condenan la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y Reporteros Sin Fronteras (RSF).

El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, no es un comisario político, aunque lo parezca:
·    manipula y mangonea a los medios de comunicación
·    filtra a los periodistas a su gusto
·    censura y controla las preguntas
·    ofrece respuestas increíbles de los entrevistados: de auténtica vergüenza
·    impide que se pueda preguntar e informar con libertad.

Pedro Sánchez, en vez de dar respuestas a los medios, aprovecha para soltar sus mítines propagandísticos, sin pedir perdón por nada, cantando su autobombo.

Por más que el gobierno lo sueñe, todavía no somos una Venezuela Chavista, para aguantar programas “Aló Presidente” estilo Hugo Chávez

01 abril 2020

Por los Periodistas


Hoy, a las siete de la mañana, el Papa ha pedido en misa por los periodistas. El Papa Francisco pide hoy por los que trabajan en los medios de comunicación, para que ayuden a la gente a no sentirse aislada. Ha sido en su misa de hoy, en la iglesia de Santa Marta, retransmitida por Streaming.

"Hoy me gustaría que rezáramos por todos aquellos que trabajan en los medios de comunicación, que trabajan para comunicar hoy, para que la gente no se encuentre tan aislada, por la educación de los niños, por la educación, para ayudarles a soportar este tiempo de encierro".

Se agradece de corazón, que pida oraciones por los periodistas y por los profesores...

Gobierno y Periodistas


Sin información, no hay confianza. Más de 200 periodistas suscriben un manifiesto protestando contra el Ejecutivo. Exigen al Gobierno cambiar su control de las ruedas de prensa en Moncloa. Sus respuestas, son de vergüenza.

No hay peor esclavitud, que la ignorancia. ¿Quieres dominar a los ciudadanos? ¡No les informes! Algo así está sucediendo. ¿Merecen credibilidad nuestros líderes? ¿Saben ellos qué nos espera después de esta reclusión?

Somos libres sólo de lo que conocemos, pero somos esclavos de lo que ignoramos. Veo dudas, y no respuestas. ¿Cuándo prevén que acabe esta pesadilla? ¿Cuándo volveremosa la normalidad? ¿Durará la cuarentena un mes, dos, o tres?

La primera obligación de un político, es respetar la libertad ciudadana. Eso exige informar a la prensa de su gestión. Pero nadie sabe ni cuándo va a acabar esto… ¡ni menos cómo! ¿Qué crisis nos espera? ¿Cuántos cierres, parados, ERES y despidos se prevén y calculan?

Gestionar una pandemia exige informar. Dar datos y hechos indiscutibles. Valentía para comunicar, responsabilidad para gestionarlo y honradez para asumirlo. ¿Por qué falló esa compra de material sanitario a China? ¿Por qué cierran la actividad empresarial en el BOE? ¿Por qué limitan los ERTES?

Alargar la parálisis de 15 en 15 días, parece más un engaño a niños, que respuestas a un plan serio. ¿Cuánto va a seguir este encierro? ¿Qué escenarios maneja el gobierno, de máximos y mínimos? ¿Los tiene realmente? ¿Por qué no se atreve a darlos? ¿Busca algo más que su imagen? ¿Qué le interesa: informar, o buscar votos?

Ante la incertidumbre, la demanda peor satisfecha es la información. Necesitamos datos firmes y creíbles que nos den seguridad: predicciones plausibles que generen confianza.

¿Seguirán endureciendo las medidas poco a poco, jugando a ensayo-error? ¿Qué ha conseguido retrasándolas? ¿Acabará el 11 de abril el estado de alarma? ¿Abrirá las clases la ministra Celáa a los alumnos en mayo o en Junio?

Parece como si ni el Gobierno de Sánchez, ni nadie, supiera cuándo terminará este desastre. Dudo que reconozcan en público su ignorancia, y menos su ineptitud. Parece sólo importarles su apariencia, la mera imagen. Justifican su incompetencia, culpando a los anteriores. ¿Por qué no dicen lo que saben, sobre lo que va a pasar?

Informar, no es hacer propaganda, ni repetir eslóganes o panfletos. ¿Dónde están las informaciones creíbles? ¿Cuánto se alargará el confinamiento?

Por favor: respondan con seriedad a las preguntas los periodistas. Da vergüenza ver las ruedas de prensa. Las incertidumbres cercenan las libertades.

31 marzo 2020

Crisis económica inimaginable

Así lo ve Arantxa Tapia, Consejera vasca de Economía:

"Después de salir de esta crisis, vamos a abordar una crisis económica, que no nos podemos ni
imaginar"

El impacto económico está generando consecuencias en el tejido industrial

"La crisis económica en el tiempo será más grave que la propia crisis sanitaria"


24 marzo 2020

Reto a los Millennials


Juventud, es optimismo. Sólo los millennials revolucionarán y arreglarán este mundo viejo. Los campeones. Como siempre.

Sois el único motor para el cambio. No hay otro. Viajáis a toda velocidad, sin marearos. Evolucionáis y os readaptáis de inmediato. Desarrollo constante. Auto subsistentes. Deportistas. Creativos. Emprendedores. Con ilusión e iniciativa...

Pero llegó un problema: pandemia, Coronavirus, covid 19, crisis mundial...

¿Solución? Solo hay una: ¡Vosotros! La generación millennials. ¿Cuál otro? No es fácil, ni sencillo. El mundo del siglo XXI, es muy “special”. Veamos: ¿Alcance? Total ¿Dimensión? Global ¿Acceso? Inmediato ¿Oferta? Inabarcable ¿Límites? Inagotables ¿Libertad? Más que nunca ¿Necesidades? Todo, a un click 

Internet parecía omnipotente. La varita mágica. Online era la panacea: encuentra todo, sabe todo, cura todo y arregla todo. Amazon consigue cualquier cosa, y a la puerta. ¡Tengo todo! ¡Puedo todo! ¡Llego a todo! ¡Veo todo! ¡Consigo todo! ¡Resuelvo todo! 

¡Siglo XXI! ¡Mundo maravilloso! ¡Ya no hay problemas! ¡Sólo elegir! -Lástima. Hay un único problema, en ese mundo feliz y fantástico. El de los Reyes Magos… que son los más vagos: sólo trabajan una noche al año, y encima, son mentira.

La realidad no es así. El gratis total, ya no funciona. La burbuja de las ‘punto com’ pinchó y cascó. Nadie lo hubiera previsto.

Hoy, a dimensión infinita, hay riesgo infinito. Iluso ignorarlo. Alcance infinito, tortazo infinito. –Un solo virus en Wuhan… paraliza el mundo entero.

No hay soluciones infinitas... pero sí problemas totales. Prohibido moverse, un mes en estado de alarma, reclusión absoluta, paro total...

Primera Cuarentena mundial. ¿Vendrán más? ¿Quién lo soñaba? ¡Ni el más pesimista! Increíble imaginarlo. Imposible preverlo.... pero aquí está.

¿Consecuencias? -Incertidumbre. Inseguridad. Desconfianza. Parón. Colapso mundial…

¿Realidad? -Fuimos ingenuos. El progreso tecnológico no lo resuelve todo. Un virus... ¡y se acabó el juego! Todo a la porra. Ni Liga, ni Olimpiadas… ¡ni siquiera un Gym!

¿Solución? -A grandes males, grandes remedios. Avanzar uno a uno. Partido a partido. Jornada a jornada.

¿Plan? -Vivir al día. Ponernos metas diarias. Vencimientos pequeños. Victorias morales. No ver problemas, sino retos vencibles. Enfrentarse a ellos, y luchar por superarlos.

Juventud, es aportar lo mejor de cada uno. Mejorar. Vencerse. Deportividad. Luchar. Progresar cada uno. No rendirse. Recomenzar. Ganar en orden, en esfuerzo, en logros.

¿Meta? Cambiar el mundo, sin esperar a que otro lo haga. Nada cae del cielo: hay que saltar a cogerlo.

¡Ánimo, y a demostrarlo! Ya mismo, ahora, hoy. Desde casa. Online. Como sea. A machete. Vence, el que lucha. ¡Aúpa!

19 marzo 2020

Consejos de Toni Ponce, Campeón nadador paraolímpico


SUEÑOS “Lo que siempre suelo decir a la gente, es que luche por sus sueños. Que tengan objetivos, a corto y medio plazo, y que hay que tirar adelante y luchar por ellos.

AVANZAR “El camino para llegar a ellos te hace crecer como persona. Lo importante es disfrutar de la vida, no conformarte, plantearte retos porque, si no, la vida sería muy aburrida.

LUCHAR “Lo digo siempre, hay que luchar, hacer lo posible para crecer como persona, ya no solo en el deporte, en lo que sea.

COMPETIR “Y siempre lucharlo hasta el final. No puede ser que a la primera de cambio tiremos la toalla.

FORTALECERSE “Yo me siento una persona normal, metido en casa como todos, pero esto que está ocurriendo estos días también es experiencia personal que te llevas para ti.

MEJORAR “Cuando eres deportista, también esto te ayudará, como a todos. En las últimas competiciones me sentía muy fuerte, pero ahora no puedes tocar agua. Recapacitas, te cabreas...

AYUDAR “Pero hay que calmarse, hay que pensar en los demás, que siempre es bueno, no siempre pensar en ti. Es lo que me llevo, este es un deporte individualista y hay que pensar en los demás.

OPTIMISMO “Muchos deportistas estamos igual. Todo saldrá bien, y ya haremos más sesiones para acabar bien la temporada”.

¡ENHORABUENA, Toni, CAMPEÓN!

(elconfidencial.com 2020-03-18)

18 marzo 2020

ENCUESTA a Profesores de Universidad


1. Como profesor, ¿Cómo viviste el primer día en el que se anunció el cierre de la Universidad?

Estaba de viaje, con tres alumnos míos, justo en el instante en que salió en anuncio. Yo conducía, con ellos viajando conmigo, en mi coche. Estábamos en ese momento lejos, en mi tierra. Salió la noticia, y nos resultó curiosa. Estábamos haciendo un desplazamiento rápido, por cinco ciudades y varios pueblos, de dos días de duración. Nos faltó tiempo, para decidir en ese momento, alargar un día más nuestro viaje. Ya no había ni clases, ni nada. Así pudimos descansar un poco, de verdad. Al volver, en las últimas seis horas del viaje de retorno, pudimos ir ya más tranquilos, y sin prisas.

2. ¿Cómo está siendo ahora la comunicación con tus alumnos? ¿Estás continuando la formación online o las tutorías con los que están haciendo TFG o TFM? ¿Cómo lo estás haciendo?

La comunicación con mis alumnos es muy fluida siempre. Tenemos todos los medios: teléfono, redes digitales, online... Guardamos todos unos protocolos serios, para no colapsar de información. Formamos equipos de seis miembros. Quince equipos, son ya una clase (90 alumnos). El funcionamiento es sencillo, sirviéndonos de chats de WhatsApp: primero, consultamos las dudas a nuestro equipo, o a nuestro jefe de equipo. Así no molestamos al resto. Si así no se resuelve, pasamos la duda al chat de jefes de equipo. Y si no, se consulta al profesor. 

Eso lo hacemos tanto en las cuatro clases del grado, como en los trece alumnos del Doctorado, como en los trece alumnos del TFG. Y un proceso parecido, es la comunicación vía inversa. Si yo, profesor, veo una beca, opción, salida, práctica o cuestión que pueda interesar, la envío a los líderes de cada grupo de jefes, y luego ellos lo reenvían cada uno a los miembros de sus equipos. Todo sencillo, todo rápido, y todo fácil.

Y en contacto es ininterrumpido. Como en cualquier familia, como en cualquier grupo de amigos, como en cualquier equipo. Creo que la universidad somos eso: un equipo, una familia y unos amigos.

3. A día de hoy ¿Cuáles estimas que son las cuestiones más preocupantes en lo que respecta a la finalización del curso académico? ¿Cuáles son las principales dificultades con las que se pueden encontrar los alumnos?

¿Problemas? Los mismos de siempre. Desorden, dejar todo para el final, pensar que va a sobrar tiempo, retrasar el estudio y la entrega de los trabajos, dormirse, perder el tiempo... y contra eso, no hay más que usar los mismos remedios: orden, responsabilidad, exigencia, constancia, día a día, tarea tras tarea, ir partido a partido como el Cholo con su Club... 

Claro, el seguimiento, el animar, el motivar, el ponerles las pilas, eso es tarea nuestra, de los profesores. Los alumnos no se educan solos, ni los deportistas se entrenan solos, ni los pacientes se curan solos. Es tarea del coacher, del míster, del médico... y en nuestro caso, del profesor. 

Como decía mi madre: madre se es, hasta que se muere. Tus hijos, son tus hijos siempre. Pues eso es un profesor, o debería serlo: tus alumnos son tuyos siempre, con o sin coronavirus, con o sin clases, con o sin asistencia a las aulas. Es tu vocación, es tu misión, es tu tarea, es tu dedicación. Y te aseguro que muy pocas profesiones son tan bonitas, tan maravillosas, tan entusiasmantes y tan divertidas. Te lo prometo. ¡Viva la enseñanza!