24 marzo 2011

¿Cómo elegir carrera?

Me piden hoy en Fomento que les explique a los alumnos de Bachillerato cómo elegir carrera universitaria.

Les digo esto:

A. Mira como qué personaje concreto, profesional famoso, querrías ser.

B. Ten un modelo, un referente cercano, al que imitar.

C. Ten también un plan que seguir, unas metas que alcanzar y un sensei que te guíe.

Comienza pensando. Responde a estas preguntas:

1. ¿Tienes dotes de liderazgo? ¿Prefieres mandar, o que te manden? ¿Sueles organizar tú el plan del viernes de tu pandilla? ¿Eres abierto y extrovertido? ¿Te gusta más hacer, que pensar? ¿Prefieres trabajar en equipo o a solas? ¿Te gusta estar en compañía y rodeado de gente, o prefieres trabajar a solas delante de un ordenador?

2. ¿Conoces tus fortalezas y debilidades, tus puntos fuertes y tus puntos flojos? Ponlos en un papel: agilidad para el cálculo, visión espacial, capacidad de redacción y de expresión escrita u oral, rapidez para sintetizar, memoria fuerte, habilidad para el manejo de programas informáticos…

3. ¿Has descubierto todas tus barreras insalvables para acceder a alguna titulación? Fallos en tu vista, dolencias, inconstancia en estudiar más de cuatro horas diarias seis días a la semana, falta de sensibilidad o de agilidad en el diseño…

4. ¿Qué asignaturas dominas? ¿Cuáles son tus favoritas? ¿En cuáles eres de los mejores de la clase?

5. ¿Qué áreas son para ti un hándicap? ¿Matemáticas, o lengua y sociales? ¿Eres de ciencias o letras?

6. ¿Cuáles son tus temas favoritos que dominas? ¿De qué lo sabes todo? ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿De qué tienes lleno tu ordenador, tus baldas y las paredes de tu cuarto? ¿Qué revistas o programas de televisión sigues siempre? ¿A qué dedicas tu tiempo libre? ¿Cuáles son tus hobbies?

7. ¿Cuáles son tus valores? ¿Qué es para ti lo más importante? ¿A qué quieres dedicar tu vida? ¿Qué es lo que te atrae más: ayudar, dirigir, organizar, ganar dinero, disfrutar?

8. ¿Cuáles son los momentos de trabajo en los que más gozas? ¿Resolviendo problemas, redactando textos, proyectando planes, contactando con personas, aprendiendo cosas desconocidas?

9. ¿Qué es lo que a ti te define? ¿Qué te gustaría poner debajo de tu nombre en tu tarjeta de visita?

10. ¿A qué le has dedicado en tu vida más energías, esfuerzo, pasión, tiempo, interés, afición, entrega? ¿A qué no te importa dedicar diez horas una noche entera de trabajo, a pesar de tener que ir a clase de nuevo al día siguiente?

11. ¿Eres feliz trabajando horas en tu mesa, encerrado en tu cuarto con tu ordenador, manteniendo el chat y el móvil apagados, sin que nadie te moleste? ¿Es para ti el cielo una oficina tranquila, aislado en un despacho? ¿O prefieres mejor el estrés, viajar, moverte…?

Hay dos tipos de Carreras: una es vocacional, y la otra es “tutti fruti”.

Las primeras son enfermería, piloto, profesor, médico, dentista, farmacéutico… que sólo ven enfermos, aviones, alumnos, caries, medicamentos.

Las otras valen para todo tipo de trabajos, sean cuales sean, clubs de deporte, fábricas o parroquias (las menciono por orden de dificultad):
- ingeniería (todo tiene máquinas que fabricar, diseñar, probar, vender o instalar)
- empresa (todo trabajo conlleva una parte económica que gestionar: cuentas, dinero…)
- derecho (cualquier tarea conlleva una parte jurídica: crear la sociedad, cumplir unas leyes…)
- comunicación (anunciar, relacionar, dar a conocer: marketing, periodismo, publicidad, audiovisual o Internet)

Lo importante no es ir a una academia, donde te enseñen la práctica de un oficio. Eso se hace en las escuelas profesionales: ajustado a lo que vas a trabajar, pero nada más que eso. Hace falta pedir más.

La universidad es para “formarse” como persona, para desarrollo en todos los aspectos humanos:
- deportivo (competir con deportividad, actuar en equipo, respetar unas reglas y unos códigos),
- social (reunirse, colaborar, relacionarse, tratar con los demás, participar en actuaciones),
- de elegancia (etiqueta, nivel humano, caballerosidad, sensibilidad, compañerismo),
- de entereza (virtudes, exigencia, hombría, honestidad, responsabilidad, integridad).

Hay cuatro modelos tradicionales de universidad:
- británica: forma personas, gentleman, caballeros,
- alemana: produce investigadores, sabios, expertos.
- francesa: fabrica expedientes, curriculum…
- española: fabrica títulos (y parados).

¿Cómo elegir la carrera?

1. Formación es inversión, no gasto (como arreglarte la dentadura, curar una lesión de ligamentos…)

2. Hay que ir a por lo superior... o al menos, intentarlo (Harvard). Desconfiar de mucha publicidad pagada.

3. Elegir lo mejor para ti (no cirujano manco, conferenciante tartamudo, músico sordo)

¿Cómo saberlo?

A.
Hay algo peor que no hacer las cosas: No poder saber siquiera si las has hecho o no, porque no sabías ni qué era lo que ibas a hacer. Por tanto, marcarse límites (plazos de solicitud de admisión, por ejemplo) y seguir un plan concreto de toma de decisiones.

B. Prepararlo. El tiempo perdido en investigar, es tiempo ahorrado en lamentar luego o cambiar.

C. Elaborar un plan académico, con otras posibles opciones. Plan A, plan B, plan C.

¿Cómo hacerlo?

1.
Preguntando a quien te conozca a ti (padres, profes, amigos), y a quien conozca lo que tú buscas.

2. Viéndolo: dedica tiempo a visitarlo, a informarte (ve a los alumnos), a compararlo (qué puestos ocupa), a valorarlo.

3. Mirando qué hay después: qué consiguen en la vida los que de allí salen (premios extraordinarios fin de carrera, número de puestos en el MIR de medicina, trofeos logrados…)

¿Y eso?

A.
La carrera es brevísima. Dura casi lo mismo lo que la ESO. ¿No te pareció Secundaria cortísima?

B. Lo importante no es tu carrera: es tu vida. Decide dónde quieres estar, a por qué vas, qué quieres.

C. No confundas destrezas y capacidades, con gustos y caprichos. Si mides metro 60, no vales para la NBA

Las clases y los exámenes NO SON LO FUNDAMENTAL de la carrera, PARA NADA. ¿Qué lo es?

1.
Qué prácticas puedes hacer a la vez que estudias (Hollywood, Silicon Valley, la NASA…)

2. Las salidas donde vas a aplicar ese desarrollo que esperas alcanzar. Qué metas quieres lograr.

3. Mejorar tú mismo como persona. Qué añadas a tu personalidad, además de los meros conocimientos: vivencias y experiencias (estancias en el extranjero, por ejemplo), enriquecer tu mentalidad, amigos (de nivel y de categoría), cultura e idiomas, amplitud de miras, virtudes y hábitos, contactos, exigencias…

En resumen:

A.
Nosce teipsum. Si mides dos metros y eres deportista… Hombre: ¡A por USA! (beca, prestigio…)

B. Melior est finis quam principium. Escarmienta en cabeza ajena. Conocer qué Universidades apuestan por sus alumnos, y cuáles en cambio les explotan (suspenden, expulsan…)

C. Audaces fortuna adiuvat. La fortuna sonríe a los audaces (Virgilio, Eneida X 284). Audacia y valentía. Exigirse y superarse. Dar lo máximo de uno mismo. Vida, hay una sola. Y juventud, también

1 comentario:

MARÍA dijo...

¿Dónde estabas cuándo elegí Universidad y Carrera?

Tuve suerte, y al final disfruto mi profesión (Publicidad y RR.PP)como cualquier apasaionado del tennis viendo una final Nadal-Federer, pero leer estas palabras en su día hubiera sido de mucha ayuda, espero que los chicos sepan valorarlo y sigan tus consejos.

Saludos,