12 julio 2013

Empresario emprendedor

"La responsabilidad de un empresario emprendedor"
por José Rolando Álvarez.
Presidente de la Cámara de Comercio y del Grupo Norte.
Cursos de Verano del Escorial, UCM, 09.07.13

Este gran empresario, José Rolando Álvarez, reclama la exención de impuestos para las inversiones en empresas de nueva creación. Pide mayor protección social para ellas.

1.- La empresa

Apoyo. Hay que crear un marco fiscal adecuado, para poder competir en igualdad de condiciones con otros países que nos llevan la delantera. Ellos sí han entendido el mensaje. La inversión en empresas de nueva creación y con valor añadido deberían estar exentas de fiscalidad.


Empresa. La define como «un activo social», una gran riqueza de la sociedad, pues genera trabajo, que es hoy el valor más demandado: el empleo. Hay seis millones de parados.

Protección. Reclama protección para los emprendedores, porque son quienes generan valor, empleo y garantizan el futuro de un país.

Reinventarse. Para convertirnos en una compañía multiservicios líder, con más de 11.000 empleados en España y 1.600 en Chile, hemos tenido que tomar un folio en blanco cada cinco años y reinventarnos sabiendo que ofrecemos un producto diferenciado que convence al cliente.

2.- El Mercado

¿Crisis? Falso. Esto no es una crisis momentánea. No es algo coyuntural, que pasará y se superará. Somos ya más pobres, porque productivamente valemos menos. Oriente nos ha ganado, se ha enriquecido. Europa somos menos productivos que ellos: generamos menos riqueza.

Ventajas competitivas. Mantenerlas. Innovación permanente. En 4 ó 5 años, la competencia te copia, te imita, te alcanza. «Hay que reinventar toda empresa cada cuatro o cinco años».

Competencia. Vigilarla y poner especial atención en ella: Nunca optéis por copiar lo que hacen otros, porque siempre será mejor el producto original, y recordad que vuestros competidores no son los que están en la puerta de al lado sino en el mundo globalizado.

Estrategia de precios: apostar por eso es algo tan malo como ligar ofreciendo sólo el ser el más guapo: siempre acaba apareciendo uno más guapo que tú, que te quita lo ganado. Hay que añadir diferenciación, aportar un algo más.

Clave. El verdadero valor no está ni en el producto ni en el precio: está en el proceso. En el ahorro. Mejorar el proceso por el control de costes. Hay tres costes que soportar: fabricación, marketing (que puede llevarse el 30 ó el 40% del coste total del P.V.P.) y logística. Atentos a los procesos productivos: no al producto, no al precio.

3.- El empresario

Relacionarse. Una de las primeras cosas que aprendió cuando comenzó su vida empresarial fue la importancia de las relaciones humanas, «de abajo a arriba».

Líder con un equipo, no Jefe con unos mandados. Son los colaboradores y el equipo los que definen al líder y no al revés. En el mundo de la empresa el liderazgo no se otorga gratis, se conquista con esfuerzo.

Copiar, nunca. Jamás copiar lo que hacen otros, «porque siempre será mejor el producto original».

Competencia. Hoy es global. Tus competidores «no son los que están en la puerta de al lado, sino en el mundo globalizado».

Actualizarnos. «Que nadie os haga creer que España no es un gran país, porque lo es, si bien debemos corregir nuestros problemas internos dejando a un lado políticas equivocadas, trasnochadas, y venciendo la batalla de la productividad».

Empleo, darlo siempre indefinido, salvo muy excepcionalmente y  sólo por algo muy extraordinario. ¿Cómo va a darlo todo por el equipo, a entregarse en la empresa, a dar lo mejor de sí mismo en su trabajo, alguien que sólo está contratado temporal, que sabe que le esperan unos cuantos meses nada más, para recibir el despido y marcharse? Es absurdo.

4.- El emprendedor

Feliz. Es hacer lo que te gusta. Cumplir con tus sueños.

Triunfar. Lo que nos hace distintos, es nuestros esfuerzos, nuestros méritos, nuestros trabajos, las oportunidades que no desaprovechamos.

Sueños. Ten claro que tus sueños pueden volverse realidad. Afírmate cada mañana. Sólo serás lo que quieras ser.

Autoconfianza. Es el truco. Que nunca te falte la confianza en ti mismo. Solamente estás derrotado, cuando tú bajas los brazos. Si piensas que no puedes hacer realidad tu sueño, entonces sí que será cuando habrás fracasado.

Aspiraciones. Pelear por un sueño. Se necesita ilusión para triunfar en la vida: «Ser empresario es hacer realidad tu sueño, pero eso sólo ocurrirá si eres tan tenaz como el proyecto se merece».

Moverse. Apostar. Alienta a los estudiantes a encontrar su hueco en el mercado, pelear por el sueño de construir su idea.

Jugar. Todo en la vida es ser feliz, es jugar con un juguete. Sólo cambia el precio. Primero es de plástico, y luego tiene cilindrada, turbina y potencia de motor.

5.- Magnanimidad

Fracaso. No temerlo. Enriquece la experiencia. Hace luchar y enseña a reaccionar. «Debéis sentiros orgullosos de haberlo intentando si se fracasáis en el camino, porque unas veces se gana y otras se aprende».

Perdonar. Ser muy generoso. Asumir que los errores de tus subordinados, en el fondo, son tuyos: bien por haberles encargado hacer algo que les superaba, bien por no saber corregirles o advertirles a tiempo.

Corregir, siempre en privado. En público, nunca decir algo malo de nadie. Jamás desmerecerle a nadie. El error es un derecho.

Equivocarse, hay que entenderlo y disculparlo. «El botijo lo rompe, el que va a la fuente. El que no va nunca a la fuente, nunca rompe el botijo». Sentirse orgullosos de haberlo intentando si se fracasa en el camino, porque unas veces se gana y otras se aprende.

Esfuerzo. Ganar no es gratis. Triunfar te va a costar: más, cuanto más grande sea tu sueño.


Amigos. Contad con gente que crea en vosotros: eso es una empresa de éxito: unos miles de trabajadores, que creen en un proyecto de un líder. Reaccionan unidos.

1 comentario:

Garcia Enrique dijo...

Buen artículo, empresas y empresarios, os comparto mi proyecto Empresas y empresarios Una recopilación de nformación de las actividades de empresa