29 mayo 2011

Universidad 1

¿Qué nos falta hoy en la universidad? ¿Por qué producimos un paro juvenil del 48%? ¿Por qué el otro 52% malvive con un sueldo mileurista basura? ¿Sólo por la crisis? ¿No será que nos faltará algo más?

Hemos de reconocer que tenemos una universidad barata, anquilosada, improductiva, mala e insuficiente. Adolecemos de carencias muy graves, clamorosas. Basta ya de quejarnos. ¡Vamos a arreglarlo!

CAPÍTULO UNO. Ayúdame a descubrir todas esas insuficiencias tan flagrantes. Dime las carencias básicas que tú ves: sólo así podremos subsanarlas.

Yo veo que nos falta lo siguiente:

1. Inglés e idiomas
2. Aplicación práctica de lo que se aprende
3. Experiencias en empresas
4. Internacionalidad e intercambios
5. Orientación tutorial personalizada
6. Atención desburocratizada y agilidad administrativa
7. Excelencia, competitividad, productividad, categoría
8. Especialización y formación de postgrado
9. Implicación y participación institucional del alumnado
10. Dignidad y cuidado de las instalaciones (limpiar y conservar la ciudad universitaria, parques y edificios, que más parecen un estercolero o un campamento gitano)

Llevo ya veinte años poniendo parches a todo esto: busco prácticas y las oferto, acredito y recomiendo a cientos de alumnos, lanzo estudiantes fuera y hasta a USA, promuevo formación con doctorado y títulos propios, busco ayudar con todas mis fuerzas a todo el que puedo… Se puede hacer algo.

Si tú me ayudas, bienvenido a nuestra Fraternity. ¿Has visto la película “El Club de los poetas muertos”? Creo que nos sobran energía y medios, sin esperar más ayudas que no vendrán, para poder solucionarlo nosotros solos.

Hay algo peor que no hacer mal las cosas. Peor aún que no hacerlas. Es no saber ni qué tienes que hacer, porque ni siquiera te lo has propuesto. Contesta aquí mismo los fallos que tú ves. Luego, buscaremos soluciones.

¿Te animas? ¿Lo luchamos? ¿Nos lo proponemos? ¿Comenzamos a arreglarlo? ¡O capitán, mi capitán!

17 comentarios:

Bea Alegría dijo...

Muy buen post, Pedro! Somos la generación más preparada... y la que más está en paro y sufre del mal del siglo XXI: el mileurismo y el mal del Eterno Becario.

Creo que para remediarlo tendríamos que convertir la universidad pública en una institución con visión profesional. ¿Por qué la gente se decanta por una formación universitaria privada? Dicho literalmetne por ellos.... "porque sales con trabajo". ¿Tendremos que ir a manifestarnos a la puerta del COIE para que se muevan más y busquen ofertas de trabajo reales a los alumnos?

Ana dijo...

Creo que hay otra cosa que no se promueve en esta Universidad: El apoyo a los jóvenes emprendedores. Ayudas tanto económicas como de formación. Muchos de nosotros tenemos ideas pero nos cuesta mucho llevarlas a cabo porque no tenemos ninguna referencia. Ayudas de gente competente e instituciones y, sobre todo, orientación. Apoyo.

Pedro García-Alonso dijo...

Tal vez debamos acer nosotros solos, lo que pagan los alumnos en las privadas para que se lo hagan. ¿Te animas a que lo hagamos nosotros?

Ana dijo...

Ojalá y pudiéramos llamarnos "mileuristas". Nada de eso; por hacer prácticas en las que pierdes el tiempo porque lo que te enseñan (que ya sabes) es a comentar en redes sociales....te pagan 300 euros..si tienes suerte. La mayoría están trabajando sin cobrar.
Otros pagan por hacer prácticas para que una agencia se las busque. Es ridículo.
Creo que nadie debería aceptar ese tipo de prácticas. Si nadie trabajara gratis a las empresas no les quedaría otra que pagar.

Ana dijo...

Pedro!
Yo me animo a hacer algo. Si nos coordinas yo me apunto, aunque tendrá que ser desde fuera de España porque me voy el viernes. Pero con Internet puedo colaborar desde donde esté.
Un saludo!Ánimo con tus iniciativas.

Anónimo dijo...

Uno de los problemas más flagrantes es, en mi opinión, la falta de control de la actividad del profesorado. Es indignante ver a "profesores" que se sacan la plaza hace 20 años y continúan dando el mismo temario rancio y obsoleto año tras año. Y si intentas quejarte, ya se encargan ellos mismos de que tus quejas caigan en saco roto gracias a su aparato burocrático.
Acabo de superar experiencias como recibir "tecnología de la información" con el Tipómetro como único instrumento, mientras compañeros de otros grupos están dando en la misma asignatura progrmas de maquetación y diseño, redes sociales, rss, etc. Basta ya! Abogo por un profesorado actualizado, que esté al día en las nuevas tecnologías (claves en el devenir de la información).

Tania de Ildefonso Ocampos dijo...

La especialización del alumnado no se fomenta durante los cinco años de licenciatura, si bien se impone un programa general. Dicho programa es además obsoleto puesto que el alumando cursa asignaturas cuyos temarios no han sido actualizados.
La universidad española debe implantar programas abiertos donde el alumno pueda ELEGIR aquellas asignaturas que considera apropiadas para su formación académica y profesional (igual que en Estados Unidos y en los países más avanzados de Europa donde prima la especialización). La elección de asignaturas debe estar supervisada por "counselors" que orienten al alumnado ofrenciendo así una atención personalizada. No todos los estudiantes de Periodismo quieren trabajar en Deportes o en televisión, no todos los estudiantes de Periodismo quieren dedicarse a la radio o a la prensa rosa. Hay estudiantes de Periodismo que quieren dedicarse al análisis de la coyuntura política internacional, hay estudiantes de Periodismo que desean poder desarrollar su carrera profesional en el extranjero pero carecen de formación lingüística... HAY materia, pero no se FORMA.

Álvaro López dijo...

Gigante Pedro! Está claro que algo falla en nuestra Universidad hoy en día. Los jóvenes salimos desorientados, con una carga teórica a nuestras espaldas que, en muchas ocasiones, resultan de dudosa aplicación en la vida real.

Yo, estudiante de periodismo, he aprendido más en dos meses de trabajo en la televisión que en tres años yendo día a día a la Universidad. Por ello, no entiendo que, en el caso de mi carrera, tengamos que tener aprobados más del 50% de los créditos para realizar prácticas profesionales. Si comenzamos desde segundo, por ejemplo, y añadimos lo poco, muy poco que aprendemos en la Universidad, saldríamos muchísimo más preparados, ganaríamos tiempo de aprendizaje y una mayor cualificación.

Por otra parte, echo muchísimo de menos un trato más humano por parte del profesorado. En ocasiones, cada alumno requiere un trato diferente, más allá que la pura relación profesor-estudiante. Nos enfrentamos a diferentes situaciones en nuestra vida y en ocasiones el automatismo de ciertos profesores se me antoja difícil de explicar.

Muchas gracias Pedro por acordarte siempre de nosotros, por ponerte en nuestro pellejo, por ayudarnos y por educarnos, que al fin y al cabo es la premisa número uno de todo buen estudiante, de todo gran profesional y de absolutamente toda buena persona.

Un fuerte abrazo,

Álvaro López Serrano

C.Cantudo dijo...

Buen post Pedro. El tema prácticas y becas es indignante y es más indignante aún, que la forma de poder trabajar en algo relacionado con lo que has estudiado sea ser estudiante de por vida para que puedas seguir haciendo prácticas, las empresas se aprovechan de eso.¿Qué le falta a la universidad? muchísimas cosas: seriedad de cara a los máster (muchos parece que han tirado las hojas al aire y según han caido así han hecho el programa) y, no nos engañemos, es una formación muyy cara como para que los que se llevan el dinero al bolsillo se la tomen de cachondeo (se de lo que hablo, pporque estoy haciendo uno). Le falta concreción y utilidad a las carreras (periodismo, por ejmplo, es un cajón de sastre en el que se han ido metiendo asignaturas de todo un poco), le falta idiomas, le falta práctica, le faltan instalaciones y medios, le falta una orientación clara al mercado laboral, entre otras cosas.
Un saludo Pedro

Anónimo dijo...

Me parece muy acertado las cosas que expones que le faltan a la universidad, especialmente el inglés y la falta de prácticas.
En una facultad como la de Ciencias de la información, para una profesión como el periodismo es vital el inglés. Y ese asunto no está lo suficientemente bien tratado en la universidad.
En cuanto a las prácticas está a la vista. Teóricamente con Bolonia iba a haber muchas más prácticas. Sin embargo yo no he percibido tal cambio. Creo que es el gran debe de la carrera, hay mucha teoría pero muy poca práctica.

josete dijo...

Buenas tardes Pedro:
En primer lugar quiero felicitarte por tu interpretación en el cortometraje. Aunque ya soy licenciado hay cosas que me parecen difíciles de lograr, como el enfoque práctico de las clases. En mis años de facultad -hace 5 años- me ha dado la impresión de que muy pocos profesores han pisado el mundo de la empresa por las escasas referencias a ella. Ahora estoy acabando un máster en dirección de comunicación -alejado por supuesto de las universidades- en una escuela de negocios y me he dado cuenta que un año de máster vale mucho más que cinco de la Complutense. Es cierto que hace falta motivar al alumnado, engancharles con las clases para desengancharles de los botellones o las horas perdidas en el césped, que el profesor debe saber qué demandan las empresas y para eso debe estar en contacto con el exterior, hay que acabar con la gerontocracia que domina en las universidades y empezar los pequeños cambios con, por ejemplo, traer algún empresario o persona de éxito en la empresa a la facultad para que cuente su experienca y sobre todo anime al alumnado, porque las posibilidades que ofrece el mundo la comunicación son bien amplias y sería bueno que desde primer año de carrera uno fuera consciente de ello para ir especializándose desde el principio. Ese es mi pequeño aporte.

Un abrazo.

José Carlos.

Carmen Guerrero Toro dijo...

Creo que necesitamos más clases de radio, televisión y programas informáticos con los que se trabaje en Periodismo, que luego los estudiantes salimos de la facultad, nos meten en una redacción y es empezar de cero.

Creo que nos deberíamos especializar tanto en temática periodística (que cada uno elija: cultura, deportes, economía, política…) como en medio (radio, TV, prensa…)
Necesitamos más cámaras de vídeo, de fotografía, más ordenadores…cuando hablo con amigos de las privadas se quedan asombrados de las carencias de material que tenemos

Una asignatura obligatoria debería ser periodo de formación en empresas, es decir prácticas pero no buscadas por los alumnos que quieran de modo personal aprender. Las prácticas deben ser obligatorias y facilitadas por la Universidad y habría que hacerlas cada año en un medio (radio, TV, prensa papel e Internet)

Necesitamos orientación profesional para el futuro: encauzar nuestros estudios a un fin. Cuanto antes sabes a qué te quieres dedicar, es más fácil conseguirlo o reunir tus esfuerzos para ellos: si se quiere hacer un doctorado, un máster, dedicarse aun medio o tema en concreto, crear blogs desde el primer curso o filmar “supuestos telediarios” para darnos a conocer por Internet…las posibilidades son numerosas pero necesitamos que nos ayuden y orienten.

Por supuesto dejarnos de tipómetros y de repetirnos todos los años la historia de la linotipia.

Los profesores son los primeros que deben renovarse, que no es normal que esté en un máster de Periodismo Multimedia y deba explicar a mi profesor de redes sociales la diferencia entre Tuenti y Facebook.
Y aunque pueda parecer una estupidez o algo propio del colegio y de la familia, creo que en la facultad no hay que formar máquinas ni licenciados hay que formar personas profesionales. Hay que promover la capacidad de pensar, criticar y opinar del alumno para que sea una persona integral y completa. Para ser buen profesional hay que saber cómo trabajar pero sobre todo, y más en periodismo, ser buena persona o al menos una persona sensata.

Anónimo dijo...

Buenos días, estoy de acuerdo con todos y cada uno de los comentarios:
1. Falta actualización del temario y un enfoque más real (de nada nos sirve saber la historia del periodismo español si luego no se hace un enfoque crítico de la realidad del periodismo español)
2. Falta enfoque práctico (en 5 años de carrera he visto los estudios y las salas de edición en primero)
3. Mayor implicación del profesorado (esta iniciativa de Pedro me parece genial, pero ¿cuántos profesores están abiertos a las críticas constructivas?)
4. Renovación del material en general
5. Obligatoriedad de la asignatura de inglés o más facilidad para cursarla
6. obligatoriedad de prácticas
7. Asignaturas prácticas de edición de video, sonido, texto, revistas, y de locución.
8. Mayor posibilidad de especialización y mayor oferta de máster o postgrado a un precio razonable (un máster de un año por 16.000€ no me lo puedo permitir)

Anónimo dijo...

Pedro, me alegro mucho que propongas algo tan necesario.

Estoy totalmente conforme con el punto dos, y en el uno creo que habría que incluir la enseñanza seria de programas informáticos actuales (enfocados tanto a imprenta como a web). Está muy bien que nos enseñen a utilizar un tipómetro, pero que también sepamos hacer un AAFF imprimible o pasar una foto de RGB a CMYK. Yo tuve que aprender esto por mi cuenta y es lo que me ha mantenido en el trabajo.

gilkacuentos dijo...

Me parece que las asignaturas prácticas deberían ser más prácticas... Y las teóricas, deberían ser más teóricas.

Un periodista no es sólo el que sabe locutar, sino el que sabe tener jucio crítico -no criticista- el que sabe ver detrás de fenómenos a los que la gente no da importancia, el que sabe preguntar... Y para eso, me parece que hay que leer mucho y estudiar mucho. Y si no, que el periodismo sea una FP de grado alto...

Anónimo dijo...

Mejor formación del profesorado, motivación para el profesorado y el alumnado, con becas e información sobre ellas. Más actividades en la facultad para que los estudiantes tengan el hábito de asistir (futbol...), más charlas de profesionales especialistas, facilidad para posgrados

Patt dijo...

Totalmente de acuerdo! la universidad se ha convertido en unos años en los que se empeñan en hacerte memorizar conceptos y se olvidan de hacerte pensar y crecer y convertirte en adulto. Deberíamos recuperar unos cuantos valores de la antigua universidad, las tertulias y la implicación a parte de como en el resto de la educación evolucionar en las técnicas de enseñanza, los tiempos, los objetivos y los medios. No puede ser que en el siglo XXI las clases se basen en los mismas características que en el siglo XIX pero con una pizarra digital...